27 sept. 2010

SEMANA DE LA MUSICA

























La semana tiene que ver con la música, pero también con filosofía, geometría, con instrumentos fuera de lo común y conceptos musicales.

Quería que la imagen tuviese un carácter contundente y serio que se situase al nivel de los diversos temas que se trataban a lo largo de los días del evento.

Uno de los problemas que se plantearon durante el proceso creativo, fue el carácter heterogéneo de un evento en el que conviven temas como el canto africano y la improvisación, junto con la belleza vocal y el virtuosismo. Esta riqueza temática complicaba la elección de un elemento visual concreto de fácil asociación y ampliaba las posibilidades de una imagen de portada.

El desarrollo conceptual que sustenta la imagen del festival está íntimamente relacionado con la representación estética de la música a lo largo de la historia, y también a los personajes que han contribuido a evidenciar la relación invisible entre arte y música.

Las figuras que inspiran la ilustración de una forma más o menos evidente son:

Vasily Kandinsky, para el cual la música era el referente de toda creación artística, y base de la pintura abstracta que él mismo desarrollaba. Consideraba que un cuadro podía ser la representación visual de una composición musical. La música se expresa a través de la reducción de la pintura a sus dos componentes esenciales, la línea y el color.

John Cage, definió una práctica tan radical de la composición musical que cambió el curso de la música moderna en el siglo pasado, y configuró un nuevo horizonte conceptual para el arte de posguerra.
Su relación con artistas como Marcel Duchamp o Rauschenberg y su famosa teoría del «silencio», contribuyeron al desarrollo de la pintura moderna.

Cage dibuja además intrincadas partituras, que ejecuta de manera verdaderamente exquisita, y que exhibió en 1958, en la Stable Gallery de Nueva York.
Estableció un sistema muy complejo de numerosas notas, letras y formaciones geométricas.